Continúa la tendencia positiva de crecimiento económico, según Ceres

El País

El ILC creció 0,5% en mayo, siendo el quinto mes consecutivo de tasas positivas desde enero. El agro se afirma como uno de los principales motores para el crecimiento, proyectando récords. Crecimiento de la actividad económica.

La tendencia de crecimiento económico continuó en mayo, según el Centro de Estudios de la Realidad Económica y Social ( Ceres ), ya que su Índice Líder (ILC) aumentó 0,5% en ese mes y así alcanzó los cinco meses con tasas positivas.

Según Ceres, esto se refleja a través del Índice de Difusión, que en mayo fue 70%, lo que indica que una amplia mayoría de las variables que componen el ILC registraron tasas positivas en el mes. Este indicador considera la proporción de las variables del ILC con tasas positivas en cada mes.

De acuerdo al análisis por sector, el agro se afirma como uno de los principales motores para el crecimiento, en donde se destaca la cosecha de soja que, “al acercarse al final, tiende a un nivel cercano al récord en ingresos de dólares al país”.

A su vez, señala que “la proyección para la cosecha del maíz se aproxima al récord, y la cosecha de arroz -ya en su etapa final- muestra rendimientos altos, cercanos al máximo histórico alcanzado el año pasado”.

Sin embargo, sostiene que el conflicto entre Rusia y Ucrania prolonga los problemas de oferta en materias primas, y los precios altos incentivan la producción, que se ven reflejados en siembras de los cultivos de invierno, las cuales podrían ser históricas.

En el sector industrial, su producción sigue en alza y por encima de los niveles previos a la pandemia de covid-19, “con aumento en marzo tanto en la producción como en el empleo”. Asimismo, destaca que la “evolución es heterogénea y el impulso está en las ramas del sector exportador. Mientras que, aquellas ramas relacionadas al consumo interno, más afectados por la pandemia, están lentamente retornando a la producción de 2019”.

En tanto, el documento de Ceres señala que el sector de la construcción es uno de los que “empujó a la recuperación de la actividad”, luego de la caída de marzo y abril en 2020, y “continúa en buenos niveles”. A su vez, destaca que la situación actual del sector “está fuertemente ligada a las obras relacionadas a la construcción del Ferrocarril Central y UPM-2”.

En cuanto a energía eléctrica, destaca que la facturación al sector residencial aumentó 1,7% en abril, en relación a marzo (desestacionalizado), y fue 0,6% inferior que el mismo mes del año pasado. “En términos acumulados, hay un aumento de 4,2% respecto a los primeros meses de 2021. Para el sector no residencial, la facturación de energía eléctrica cayó 0,9% en abril, contra marzo (desestacionalizado), y fue 1% superior que un año atrás. En términos acumulados, hay un aumento de 7,1%, respecto a los primeros meses de 2021”, agrega.

Por su parte, en relación a los combustibles, las ventas de gasoil cayeron 11,9% en abril con respecto a marzo (desestacionalizado) , y mostraron un aumento interanual de 0,8%. A su vez, destaca que “el volumen de nafta vendido en abril fue 2% superior a marzo en términos desestacionalizados. En relación con el mismo mes del año anterior, aumentó 20,3%”.

En tanto, el transporte vio diferentes variaciones. En cuanto al Puerto de Montevideo, señala que la carga y descarga de contenedores en abril disminuyó 5,7% respecto al mes anterior, en términos desestacionalizados. Se ubicó 10,8% por encima de abril 2021.

Por otro lado, en relación al movimiento de ómnibus de la Terminal de Tres Cruces, se vio un aumento de 25,4% en abril respecto a marzo, en términos desestacionalizados, y el movimiento fue 52,5% superior al mismo mes del año anterior. Asimismo, en los primeros cuatro meses del año estuvo 21,4% por encima de igual periodo de 2021.

Del mismo modo, también se vio un crecimiento en la venta de boletos de ómnibus en Montevideo y zona metropolitana, registrando un crecimiento de 3,4% en abril, en términos desestacionalizados, con respecto a marzo. Mientras tanto, los boletos vendidos en abril aumentaron 75%, en comparación a un año atrás y, en los cuatro primeros meses de 2022, creció 34,3% respecto a 2021.

Por otro lado, en relación a la actividad turística, destaca que se analiza el movimiento en los peajes de Pando y Solís. En abril, pasaron 16% más vehículos que en abril 2021 por el peaje de Pando, y 25,7% más por el peaje de Solís.

Asimismo, durante el primer cuatrimestre el movimiento fue 3% mayor en el peaje de Pando y pasaron 7,5% más vehículos por el peaje de Solís, en comparación con 2021. En abril, los vehículos que pasaron por todos los peajes nacionales crecieron 20,7% con respecto a marzo, en términos desestacionalizados. Mientras que, en comparación con abril de 2021, fueron 31,5% superiores.

“La movilidad, tanto en el tránsito como en los lugares de trabajo, supera los niveles pre pandemia. A fines de mayo, la movilidad fue 19,6% superior en el tránsito general, y estuvo 2,1% por encima en los lugares de trabajo, ambos con respecto a niveles de fines de febrero de 2020”, destaca el documento de Ceres.

En tanto, en relación a los créditos bancarios, las operaciones a empresas crecieron 0,5% mensual en marzo, en términos desestacionalizados, mientras que en términos interanuales el aumento registró un 9,6%.

Por otro lado, los créditos bancarios otorgados a las familias aumentaron 4,5% en marzo respecto a febrero, en términos desestacionalizados, y están 34,8% por encima de marzo 2021. A su vez, estas operaciones a empresas del sector manufacturero crecieron 3,9% mensual en marzo, en términos desestacionalizados y 4,8% superiores en términos interanuales.

Por otro lado, los créditos bancarios otorgados a las empresas del sector comercio y servicios crecieron 0,8% mensual en marzo (desestacionalizado) y 6,7% interanual. En tanto, el monto de los créditos otorgados al sector privado no financiero aumentó 3,8% en marzo y 15,6% interanual.

Por otro lado, en relación al consumo, Ceres señala que la recaudación de la Dirección General Impositiva (DGI) por IVA disminuyó 4,4% en abril respecto a marzo, mientras que en comparación interanual la disminución fue de 0,3%. A su vez, en los cuatro primeros meses de 2022, hubo un aumento de 9,1%, respecto a 2021.

“La recaudación relacionada al consumo interno bajó 5,4% contra marzo, desestacionalizado, y tuvo un aumento interanual de 2,4%. La recaudación relativa a importaciones disminuyó 9,4% en abril, desestacionalizado, y cayó 5,5% con respecto a marzo 2021. En términos reales, la venta en shoppings creció 17,8% en marzo respecto a febrero, desestacionalizado. En la comparación interanual, fue 36,4% superior. En los tres primeros meses de 2022, hubo un aumento interanual de 23,4%, respecto a 2021. En comparación con 2020, fue 6,9% superior”, agrega.

Del mismo modo, destaca que las importaciones de bienes de consumo crecieron 9,7% en marzo con respecto a febrero, mientras que en comparación interanual, en millones de dólares, se encuentran 6,7% por encima.

A su vez, las ventas de autos 0 km disminuyeron en abril 18,7% respecto al mes anterior, mientras que en comparación con el mismo mes de 2021 se encuentra 3% por encima. En el acumulado de estos primeros meses de 2022, se encontró un aumento de 4,9%, respecto a los mismos meses del 2021.

Asimismo, las importaciones de bienes de capital crecieron 4,8% en marzo con respecto a febrero, en términos desestacionalizados, mientras que en la comparación interanual fueron 30% superiores.

Por último, destaca que en relación al mercado laboral, la tasa de desempleo en marzo fue 7,7%, mientras que fue 7,3% en febrero, y la tasa de empleo, 57,1%, mientras que fue 57,2% en febrero.

“Las altas de subsidios por desempleo en abril fueron 12% inferiores al promedio de 2019, y la cantidad de beneficiarios está 3,1% por debajo de igual periodo. En abril hubo 43.947 personas en el seguro de paro, 3.610 menos con respecto a marzo. Del total, 79,1% estuvo en seguro total y 21,6% en seguro parcial y flexible”, concluye.