De la Plaza al mundo

Ignacio Munyo

El País, 14 de setiembre de 2021

Las palabras democracia, responsabilidad y libertad resonaron fuertes el viernes pasado en la Plaza Independencia, al inaugurarse la “Expo Democracia”, la muestra organizada por CERES y el Centro de Fotografía de Montevideo.

Desde el viernes 10, al pie del monumento a nuestro prócer, se ubican nueve cubos cubiertos con gigantografías que ilustran el proceso político seguido por nuestro país tras la reinstitucionalización democrática. El primer cubo, de carácter curatorial, muestra el “río de libertad”, la manifestación popular del 27 de noviembre de 1983 realizada ante el Obelisco de los Constituyentes, que marcó a fuego el espíritu democrático de generaciones.

Aquel pueblo que con un “río de libertad” demandaba democracia en el Obelisco, es el mismo que a lo largo de 36 años ha guiado el destino de esta nación por el cauce de la democracia republicana, el periodo más largo desde 1830. Todos los habitantes debemos asumir el compromiso de cuidarla y respetarla, porque nunca es perfecta, pero, junto con la paz social, constituyen preciados activos, como bien valoran inversores globales y migrantes.

La actividad comenzó con una presentación artística juvenil del SODRE, que dio paso a los oradores. Ante el estrado se congregó una asistencia muy calificada que incluyó a personalidades principales de todos los ámbitos del país y del exterior. Hubo repercusiones de prensa a nivel global.

El presidente Lacalle Pou afirmó que la responsabilidad de vivir en una democracia plena es de todos. Enfatizó que “es una muy buena idea hacerlo en la plaza, la plaza que es lugar de reunión, de los lugares más democráticos de una sociedad”. “En la plaza es donde tienen que andar los gobernantes: tienen que sentir el calor popular, aunque sea para criticarlos y no les guste.”

La intendenta Cosse señaló que “es gran honor para Montevideo ser huésped de esta Expo” y que espera que “dejemos de hacer de la diferencia un tabú” porque “el pueblo pone la vara muy alta para el sistema político, que es también columna vertebral de esta democracia”.

En nombre de CERES, me tocó recordar que la institución ofrece al país un ámbito de reflexión independiente, que nació junto con la restauración democrática en 1985 y tiene la misión de generar insumos para mejorar la calidad de las políticas públicas. El espíritu de la “Expo Democracia” está en el corazón de esa misión. Y está inspirada en los más jóvenes, para que puedan admirar algo esencial del país, gracias a lo cual gozan de las libertades necesarias para poder vivir en plenitud.

Uruguay es un ejemplo vivo de que, en América Latina, un pueblo latinoamericano puede organizarse y vivir en democracia plena, con todo lo que ello significa.

El fin de semana estuve varias veces en la Plaza. Estuve un buen rato contemplando solo la muestra desde los tradicionales bancos verdes. Me emocioné mirando a padres y madres explicándole a sus hijos las fotos, y tomando selfies con la gigantografía del ex presidente de su partido favorito. Hablé con la gente que pasaba. Entre ellos con Diego, un cubano que hace 2 años que vive en Uruguay, que casualmente me preguntó qué eran esos cubos y le expliqué que son un orgullo nacional: la representación de la continuidad democrática que rige en Uruguay desde 1985. Entablamos una muy profunda conversación.

La “Expo Democracia” estará presente en la Plaza hasta el 18 de setiembre, para resaltar el principal activo del país, justo cuando Uruguay está en un firme proceso de búsqueda de nuevos caminos de inserción internacional.