democracia acumulada

El Observador

Luis Alberto Lacalle, Julio Sanguinetti y José Mujica expusieron en el Palacio Legislativo durante el lanzamiento de las actividades planificadas por Ceres para celebrar el 36 aniversario de su fundación; los expresidentes coincidieron acerca de la necesidad de fortalecer el sistema democrático y celebraron el país `sin grietas`.

Expresidentes reivindicaron un país `sin grieta` y llamaron a defender la democracia Sanguinetti, Lacalle Herrera y Mujica participaron de la conmemoración de 36 años de Ceres Un tupamaro que se alzó contra la `democracia

burguesa` y fue torturado en un calabozo por la dictadura, un herrerista que criticó a las `minorías soberbias` que atentaron contra las instituciones, y un colorado que negoció con los militares la salida del gobierno de facto conmemoraron este jueves, más allá de sus nada despreciables diferencias ideológicas, los 36 años de eso que Winston Churchill definió una vez como el peor de todos los modelos de gobierno, a excepción de todos los demás.

Los expresidentes Julio María Sanguinetti (1985-1990; 1995- 2000), Luis Alberto Lacalle Herrera (1990-1995) y José Mujica (2010-2015) coincidieron en el evento convocado por el think tank Ceres en el marco de sus `35+1 años` de vida, y coincidieron en mensajes de concordia, unidad, y llamados a defender la democracia. Mujica: `No le atribuyamos a la democracia nuestros defectos` El expresidente frenteamplista dijo que `ninguna democracia ha sido perfecta ni puede serlo, pero se reconoce perfectible y no terminada`. `Hasta ahora los humanos no hemos podido encontrar una cosa mejor que la sustituya. Ahí está la democracia directa de los atenienses, la democracia representativa, la democracia plebiscitaria. Todas tienen defectos, pero hay que conservarla para multiplicarla y mejorarla`, agregó. Mujica incluso trajo a colación a John Stuart Mili, referente del liberalismo clásico anglosajón, quien planteó la tensión entre la amplitud de la representatividad y la idoneidad de las decisiones democráticas. `Se quejaba y decía que si el cuerpo legislativo es francamente representativo, entonces será malo, porque juzgaba los niveles de la sociedad en que le tocaba vivir, y que si es bueno, entonces no es representativo, y por eso inventaba el voto calificado`, dijo sobre el pensador inglés.

El líder del MPP, hoy retirado del Senado, dijo que a la democracia `se le da valor cuando la perdemos`, mientras que `en los días cotidianos palpamos sus defectos`. `Pero los defectos no son de las instituciones sino de nuestra propia humanidad, por nuestros egoísmos, nuestros fanatismos, nuestras pequeñeces y a veces nuestras ambiciones. No le atribuyamos a la democracia nuestros defectos`, concluyó. Lacalle Herrera: `no escarbar en el pasado` e ir a `concordia nacional` Lacalle Herrera, que al llegar halagó a la frenteamplista e intendenta de Montevideo, Carolina Cosse, pidió permiso para sentarse a su lado y conversó con ella a lo largo de la ceremonia, centró su intervención en tres temas: la legitimidad del poder, la democratización de los partidos, y la concordia nacional.

Sobre el primer punto, dijo que la legitimidad de un gobierno no se agota en la `legitimidad de origen`, sino que también es `necesaria` la `legitimidad de ejercicio`, no siempre respetada, según indicó, en varios gobiernos latinoamericanos. En ese sentido, también destacó su `obsesión` por la `magnífica decisión que desde 1830 nos ampara de la reelección presidencial`.