Democracia uruguaya: el punto brillante de la región

El Observador

En el marco de la exposición Democracy in Motion realizada por el Centro de Estudios de la Realidad Económica y Social (CERES) en Washington D.C, se realizó un evento enfocado en los desafíos a los que se enfrenta la democracia en el hemisferio occidental.

La mesa redonda tuvo lugar en la embajada uruguaya en Washington. Entre los expositores se destacaron miembros de distintos Think Tanks: lan Vásquez director de Cato Institute-,Miriam Kornblith-directora del Programa para América Latina y el Caribe en la Fundación Nacional por la Democracia en Washington-, y Michael Shifter-ex presidente y actual senior fellow del Inter -American Dialogue-. Entre los espectadores del intercambio estuvieron profesores y estudiantes de las principales universidades de la capital: John Hopkins University, George Washington University y Catholic University.

Uno de los disertantes fue el experimentado analista Michael Shifter que destacó la estabilidad democrática y el alto nivel de libertad que tiene Uruguay con respecto a América Latina. En este sentido, consideró a la región como la más volátil políticamente y sostuvo que, aunque esta mirada a algunos les podría parecer pesimista, desde su perspectiva es ser realista en cuanto a lo que sucede. A su vez cuestionó las etiquetas de izquierda y de derecha para analizar las amenazas de la democracia, pueden ser
de izquierda o de derecha. En ese escenario «complejo» para la democracia en el continente subrayó la importancia del ejemplo que representa Uruguay: «Se eleva con su democracia en este momento». Este es el mismo punto que decidió exposición Democracy in Motion que viste las paredes del Salón de Arte de la Embajada con fotos de los pases de banda presidenciales desde la restauración democrática en 1985. Las palabras de los tres académicos se convirtieron en el complemento perfecto de la muestra.

Así se vio en la exposición de Miriam Kornblith que decidió detenerse también en el «deterioro que están sufriendo los estándares democráticos en nuestro continente y en los problemas sociales y fragilidades que se hicieron visibles con el desarrollo de la pandemia». Frente a este argumento, ella también decidió destacar a Uruguay como a un punto brillante» en una región en la que consideró que la democracia se encuentra en riesgo y que preocupa mucho'» Además de detenerse en el valor de nuestro país, durante la mesa redonda cada uno de los expositores hizo un repaso desde su perspectiva de la situación actual de la democracia en Occidente.

lan Vásquez de Cato Institute sostuvo que América Latina es la región más errática y volátil del mundo, algo que representa un problema para la democracia y la libertad.» A su vez reflexionó que pese a todos los problemas en América Latina -salvo las negativas excepciones de Cuba, Nicaragua y Venezuela- los presidentes siguen traspasando el mando a quienes ganan las elecciones. Manifestó su sorpresa ante la contradicción de que pese a que se constatan mejoras notables en varios índices que muestra que la vida de los latinoamericanos mejoró en muchos sentidos, eso no condice con un incremento en los apoyos a la democracia. ¿Habría que preguntarse por qué?». Vásquez subrayó que cuando se habla de democracia hay que referirse a la democracia liberal, que cuando se deteriora la democracia también es el de la libertad» y cuando «cae la libertad se frena el desarrollo». A su vez se refirió a los problemas que enfrenta Estados Unidos, especialmente refiriéndose al complejo escenario generado en el último cambio de mando presidencial, en el que hay quienes aún cuestionan la legalidad del mandato de las urnas. De esta forma, sostuvo que desde hace 20 años’ «Estados Unidos se ha latinoamericanizado. Se puede ver en el país un claro deterioro en la confianza de la sociedad hacia las instituciones, las grandes empresas y los medios de comunicación». También llamó a apreciar todo lo que se ha logrado en América Latina en términos de desarrollo. Sostuvo que más allá de los problemas judiciales, legales y de libertades que atraviesa el continente, la democracia aún prevalece en la mayoría de los países.


Para cerrar el encuentro el director de CERES Ec. Ignacio Munyo sostuvo que es un honor compartir un panel con tan distinguidos Think Tanks de DC, que tienen a la democracia y a la libertad como faros. Sostener una democracia plena que funcione en el marco de un sistema efectivo de controles y contrapesos, que la justicia sea independiente y que siempre respete las libertades civiles, con todo lo que ello implica; exige un gran esfuerzo», reflexionó. Además, una democracia plena debe asegurar una amplia participación en todo el proceso político electoral. La participación de las nuevas generaciones y de las personas con menor grado educativo -ambos grupos con valoración de la democracia bastante inferior al resto de la población- y la profundización de la democracia paritaria -el 70% de las legisladoras creen que no hay mayor participación femenina en la política porque el sistema las discrimina-; son asuntos que la democracia uruguaya debe abordar para seguir liderando en los indicadores globales», finalizó.

——————————————————————————————————————————————————–

Sobre los Think Tanks
El Instituto Cato busca la promoción de políticas públicas que se condigan con los principios de libertad individual, mercados libres y paz.
Diálogo Interamericano promueve adoptar la democracia gubernamental y equidad social en Latinoamérica y el Caribe. Se especializa en el diálogo sobre la ley, educación, migración, energía, cambio climático e industria.
La Fundación Nacional por la Democracia es la organización más conocida dedicada a la financiación de proyectos que promueven la democracia liberal.