El fútbol uruguayo y su potencial para atraer inversión, según Ceres

El Observador – Un estudio muestra las ventajas comparativas que ofrece el país para captar inversores en clubes deportivos, y también sugiere mejoras para ganar en atractivo Tiempo de lectura:


El Centro de Estudios de la Realidad Económica y Social (Ceres) elaboró un informe especial llamado Fútbol Uruguayo: un producto para invertir donde se afirma que, en promedio, los futbolistas formados en Uruguay tienen un valor superior a otros de similares características de otras confederaciones. El documento presentado este miércoles tiene como objeto mostrar las ventajas comparativas que ofrece el país para captar inversores en clubes deportivos.

El estudio tomó datos de Transfermarkt y el Banco Mundial de los 23 jugadores más valiosos dentro de cada uno de los 30 países que lideran el ranking FIFA. Con los datos recabados, se estimó estadísticamente el efecto de haber sido formado inicialmente en clubes uruguayos sobre la determinación del valor de mercado del futbolista.


«El análisis empírico indica que, a similar posición, edad y población del país, solamente difiriendo en el origen de su formación como futbolista, los 23 mejores jugadores de Uruguay tienen un valor esperado de mercado mayor que el promedio de los jugadores de las asociaciones de los distintos continentes, explica el reporte.


En conjunto, entre jugadores de similares características, los futbolistas uruguayos valen 3,46% más que los de la confederación asiática, 2,71% más que los de Concacaf, 1,88% más que los jugadores africanos, 1,62% más que los de Conmebol y 0,59% más que los de UEFA.


«Por ende, para todas las confederaciones, el lugar donde se dio la formación inicial del futbolista es un factor que genera un valor de mercado esperado menor cuando se los compara con los uruguayos, siendo los jugadores asiáticos quienes resultan afectados en mayor magnitud por el país en donde desarrollaron su formación inicial», dice Ceres.

La irrupción de las SAD


En otro capítulo del informe se aborda la figura legal de las Sociedades Anónimas Deportivas (SAD) nacen en 2001 como alternativa a las Asociaciones Civiles sin fines de lucro-, como un gran atractivo para los inversionistas del exterior. Las SAD tienen como objetivo estimular la llegada de inversores para desarrollar proyectos deportivos de distinta índole y cuentan con exoneración de todo tributo nacional.


El estudio da cuenta que «varios clubes se han embarcado en los últimos años en este camino a diferentes ritmos y niveles, y sus éxitos ya comenzaron a notarse. A modo de ejemplo, menciona la obtención de varios torneos cortos por parte de clubes gerenciados con criterios empresariales desde 2016 (dos Torneo Apertura y un Torneo Clausura), en un fútbol históricamente dominado por dos clubes».


Actualmente, 7 de los 16 clubes de primera división operan bajo el formato SAD como Montevideo City Torque (propiedad del Grupo City), Rentistas y Plaza Colonia, entre otros-, mientras que el resto continúan siendo Asociaciones Civiles sin fines de lucro, como Peñarol y Nacional. También, Wanderers maneja la posibilidad de asociarse con el Inter Miami, cuyo copropietario es el exjugador inglés David Beckham.


Fortalezas y debilidades


Según Ceres, la marca de Uruguay como país generador de grandes futbolistas es reconocida a nivel mundial, producto de la existencia de una estructura a nivel de fútbol infantil y juvenil. También, se exalta que «la existencia de la figura de las SAD a nivel jurídico alienta la inversión», junto con las ventajas que ofrece el país en términos de «fortaleza de la democracia» y de «libertad y estabilidad económica».


Sin embargo, advierte que el hecho de que las hinchadas estén concentradas en Peñarol y Nacional, en un país de baja población, provoca que el resto de los equipos obtengan «pocos ingresos por venta de entradas, socios y marketing, y, por ende, una alta dependencia de transferencias». Además, la «baja calidad de la infraestructura con la que cuentan buena parte de los clubes profesionales del país» afecta de manera negativa a la formación de los jugadores, sostiene el trabajo.


A su vez, el informe expone que es «posible expandir la venta de los derechos de imagen a nivel internacional», y que la «posibilidad de que los clubes reciban mayores ingresos a raíz de los derechos de televisión mejoraría las finanzas». Como consecuencia, existe la oportunidad de mejorar el «proceso de formación de futuros futbolistas profesionales», dice el estudio. Pero «un mayor desarrollo de otras ligas de la región» es una amenaza dado que puede generar que el campeonato uruguayo «sea aún menos competitivo».


Sugerencias de mejora


Con base en el análisis presentado en y como forma de contribuir a que el fútbol uruguayo se consolide como un sector atractivo para invertir, Ceres sugirió una serie de medidas a tomar. Dada la situación financiera de muchas de las instituciones, se recomienda la creación de una ley transitoria que beneficie la inversión en infraestructura en los clubes, de manera de descontar parcialmente deudas con el BPS incurridas en el pasado.


A eso se suma la creación de un marco regulatorio y contable que permita conocer con precisión el patrimonio del club, gastos e ingresos. También se sugiere fortalecer el control de origen de fondos, para que «se pueda tener un mayor control sobre los potenciales inversores que se interesen en el fútbol local». Además, dado a que se entiende que «el fútbol es hoy un espectáculo que va más allá del juego», se propone «organizar mejor los partidos, los accesos a los estadios, la comodidad, la difusión y los servicios brindados».