En la apertura comercial y la reforma de la educación se juega el futuro del Uruguay, según Ceres

El Observador – Ignacio Munyo defendió los 34 artículos de la Ley de Urgente Consideración (LUC) que se quieren derogar vinculados al funcionamiento del sistema educativo


Ignacio Munyo, director ejecutivo del Centro de Estudios de la Realidad Económica y Social (Ceres), dijo que la apertura comercial es “ la madre de todas las reformas ” del Uruguay y apuntó que en los 34 artículos de la Ley de Urgente Consideración (LUC) sobre educación —que se quieren derogar a través del referéndum impulsado por el Frente Amplio y el PIT-CNT— “ se juega el futuro del país ”.


Munyo disertó en el marco del evento Perspectivas para 2022: entre el despegue y la inercia organizado por Ceres para sus socios y alertó que “ el contexto global y regional 2022 será menos favorable que en 2021. Suba de tasa de interés internacional latente, fuerte desaceleración en Brasil y gran incertidumbre en Argentina ”.


También señaló que “el Tratado de Libre Comercio (TLC) con China es lo más importante para el 2022. La apertura comercial es la madre de todas las reformas: impone la agenda de cambios para poder competir internacionalmente ”. En esa línea advirtió que “las reformas necesarias tienen que procesarse cuidando la paz social, aprovechando la ventana de oportunidad que da el actual parlamento ”.


“ Yo creo que la reforma de Estado no es la madre de todas las reformas, sino que lo es la apertura comercial . Más exportaciones, más importaciones del país tanto en bienes como en servicios. A nivel internacional está demostrado que la apertura comercial te lleva al desarrollo ”, dijo el economista. Y agregó: “ El desarrollo se genera produciendo cosas más sofisticadas y mejorando la calidad de lo que uno produce. ¿Cómo generar más calidad y sofisticación productiva? Con mayor nivel de inversión e innovación ”.


El director de Ceres mencionó que el 81% de los países emergentes que en los últimos 25 años redujeron tarifas , tanto las importaciones como las exportaciones, mejoraron el desarrollo humano ”, mientras que “ solo el 19%, lo logró mejorar con aumento de tarifas ”.


Además de concretar un acuerdo con China, “ Uruguay debería pedir el ingreso al TPP (Acuerdo del Transpacífico de Cooperación Económica) de forma urgente ”, planteó Munyo.


Seguridad social

El director ejecutivo de Ceres se refirió la reforma de la seguridad social como un “ factor determinante ” que explica “ la mitad del déficit fiscal permanente del Uruguay ”. Actualmente, este gasto es equivalente al 11% del PIB, del cual “ la mitad solo se paga con aportes patronales y personales que ya están en niveles muy altos en comparación con los internacionales”. También destacó que “ no hay reforma en el mundo de la jubilatoria que sea popular ” aunque “el 68% de la población cree que es urgente”, pero también “78% de la población dice que está en contra de subir la edad jubilatoria”.

“Hay que liberar recursos, no se puede pagar más esto y en el largo plazo, por lo tanto, dos cosas que hay que hacer, más allá de todo el resto, son aumentar la jubilatoria y fomentar y mejorar el ahorro privado”, dijo Munyo.


Ley de urgente consideración (LUC)


El director de Ceres también habló sobre los temas que se pondrán en consideración el próximo año mediante el referéndum que se llevará a cabo para derogar 135 artículos de la LUC.


En cuanto a educación, recalcó a los artículos contenidos en la LUC como su “ principal preocupación ”. De acuerdo con Munyo, en este tema se “ necesita mayor control ciudadano de los resultados educativos, mayor autonomía en los centros para que se puedan tomar decisiones académicas y presupuestales, mejores docentes, mejor acceso y un compromiso con los resultados por parte del que gestiona que es el gobierno de turno ”.


“Mi principal preocupación en el caso de que se derogue son los 34 artículos dedicados a la educación, el capítulo educación es central porque se plasman la reformas que están asociadas con esto. Es lo más importante de todo, acá es donde se juega el futuro del país ”, consideró.


Para Munyo, la redefinición del rol de Ministerio de Educación y Cultura (MEC) es clave ya que no existe en otros países que esa cartera ministerial no tenga “injerencia a la hora de la responsabilidad educativa y de hacer los programas”. También destacó la importancia de los artículos que les brindan mayor poder de decisión a los responsables de la educación y limitan el poder de los sindicatos.


Por otro lado, apuntó que el artículo 163 que apunta a la formación docente y el 167 que involucra a la familia y a la comunidad en las instituciones educativas son “muy importantes” ya que “ está estudiado qué es lo que se necesita ”. “ Este es el corazón del futuro del Uruguay con este problema enrome que tenemos en el proceso educativo ”, sostuvo.


Sobre la regulación laboral, el economista señaló que Uruguay está “ muy mal ” en los índices de rigidez y conflictividad laboral “ a nivel global, con niveles altísimos ”. También, mencionó que, en la LUC, “ hay cuatro artículos, que son los que buscan asegurar la libertad de trabajo ”. Aunque “ las ocupaciones y los piquetes son una parte de este problema ”, también puntualizó que la cuestión “ pendiente para solucionar en materia laboral es la flexibilización de la jornada ”.


Coyuntura internacional


El director de Ceres analizó los principales indicadores económicos de los países de la región y del mundo a los que definió como cruciales para el desempeño de la actividad de Uruguay “en el corto plazo”.


En ese sentido, Munyo destacó que Estados Unidos “es el único país que en la pospandemia logra pasar los niveles de actividad económica proyectados previo al covid-19”. Sin embargo, señaló que la inflación se acentúa como un problema dado que “ va a afectar la dinámica de la tasa de interés ”, variable que determina la “ capacidad de financiarse más barato del gobierno, y la capacidad de atraer inversiones al país ”.


Acerca de China, el director de Ceres dijo: “El covid-19 casi que no ha afectado nada. Por lo tanto, China mira de costado, pero sí tiene un problema de precios a nivel de producción ”.


La situación internacional “ha configurado precios de commodities relevantes para el país que han subido mucho. El precio del barril del petróleo subió US$ 54 desde los mínimos del año pasado. Y el precio de los alimentos, que es relevante para el sector agroexportador, está 42% arriba de lo que estaba el año pasado, esto es inesperadamente bueno y ha determinado que este sector tenga buenas perspectivas para adelante ”, manifestó.
Sobre Argentina, Munyo dijo que “ las reservas actuales no alcanzan ” para hacer frente a los compromisos de deuda con el Fondo Monetario Internacional en próximo año, equivalente a US$ 22.000 millones, siendo “ la situación fiscal ” el foco para llegar a un acuerdo con el organismo para “extender los plazos”.


“Se vienen dos años de heterodoxia económica con restricción fiscal para llegar a un acuerdo nacional aprobado por el Congreso”, dijo el economista. Mientras que en Brasil “ hay factores de preocupación porque va a crecer relativamente poco ” y también preocupan los indicadores laborales, con un “13% de tasa desempleo” y “el salario real 9% abajo” en julio de 2021 con respecto a octubre de 2020


La situación de Uruguay


De acuerdo con Munyo, el escenario internacional “ condiciona a Uruguay ”. En 2020 hubo “ un contexto externo favorable ” aunque “el año que viene será un poco menos favorable fundamentalmente porque hay una perspectiva de que empiece a subir el costo del financiamiento -de las tasas de interés- y se espera que los precios de los commodities mantengan los niveles actuales”.


El Producto Bruto Interno (PIB) crecerá “ 3,1% este año y 3,1% el año que viene ”, aunque quedará “ 7% debajo de lo que Uruguay hubiera estado si no hubiéramos tenido la pandemia ”. En materia laboral, Uruguay sigue “ 60 mil puestos de trabajo abajo de lo que era el pico del empleo de 2014 y una masa salarial planchada porque dejó de crecer el salario ”.


“ La economía uruguaya tendrá un buen 2022, impulsada por UPM 2 y el sector agroexportador. La temporada turística será buena, aunque sin llegar a los niveles prepandemia ”, proyectó.