Ignacio Munyo: “Uruguay es un país confiable para invertir, pero caro; no nos podemos dar el lujo de tener algunas reformas pendientes”

Radio Sarandí 690

El economista se refirió a la reforma de la seguridad social y la educación.

El economista Ignacio Munyo habló en Informativo Sarandí sobre las perspectivas económicas de Uruguay para los próximos años.

“En todos lados, sin excepción, decís Uruguay y te miran con buenos ojos. Es un país confiable y seguro para invertir. Pero también es un país caro. No nos podemos dar el lujo de tener algunas reformas pendientes. Por ejemplo, la formación de las personas. Hay que apostar todo a la producción de calidad”, manifestó.

“La reforma de la seguridad social es fundamental”, sostuvo Munyo. “El gobierno anterior en 2017 dijo que era necesaria una reforma. Danilo Astori fue contundente. Pero le pasaron la pelota al que seguía. Hacer una reforma en la que hay que hacer a la gente trabajar más es tremendamente impopular. Está demostrado que la gente vive cinco años más que en 1996. Pero un 70% de la sociedad está en contra de que se aumente la edad jubilatoria”.

“Si Uruguay hace la reforma, tendrá más dinero para inversión pública, infraestructura, políticas sociales. Todo esto ayudaría a atraer inversiones”, agregó.

Otro tema que Munyo destacó por su importancia a futuro tiene que ver con la educación: “A partir del año que viene se viene un cambio profundo de la currícula. Implica una revolución de los programas. La forma nueva en el mundo no es enseñar una materia como astronomía o geografía. Los chicos necesitan aprender nuevas competencias. No podemos seguir perdiendo el tiempo en algo que se nos va la vida. Los que critiquen el plan que existe, que aporten alguna idea mejor, porque no podemos seguir como estamos”.

Por último, el economista se refirió a la incidencia del conflicto entre Rusia y Ucrania. “Estamos en medio de una guerra y es una tragedia humanitaria. Tiene consecuencias directas, positivas, para América Latina y Uruguay. En Europa están empezando a volver a mirar hacia estos lados. Se dieron cuenta que van a necesitar alimentos y energía renovable”.