La cuenca de la laguna Merín como polo de desarrollo

Martín Alesina

La región fronteriza de la zona de la Laguna Merín ofrece la posibilidad -hasta ahora desaprovechada- de una nueva vía de transporte de mercancías. La Hidrovía Uruguay-Brasil, que conecta la Laguna Merín con la Laguna de los Patos (Figura 1) existe jurídicamente pero no es apta para la navegación. En caso de realizarse los dragados necesarios, permitiría llegar por agua a ciudades como Pelotas y Porto Alegre, así como al puerto de Rio Grande.

Desde CERES estudiamos este tema durante los últimos meses, y presentamos la semana pasada nuestro último CERES Analiza, dedicado a esta cuestión. Analizamos la historia detrás de este proyecto y las investigaciones que ya fueron llevadas a cabo. Realizamos entrevistas de campo con actores de referencia y estudiamos la situación socioeconómica de la región concernida. En base a este trabajo, presentamos las oportunidades que ofrecería este proyecto y explicamos por qué consideramos que es el momento indicado para reforzar el diálogo binacional y avanzar en la concreción de esta iniciativa.

En los últimos días, el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Fernando Mattos, confirmó públicamente el interés por parte de Brasil de perfeccionar la navegabilidad de la Hidrovía Uruguay-Brasil: “Hay muy buena expectativa y hay decisión política, tanto en Brasilia como en Montevideo, de llevar adelante este proyecto y hay iniciativas privadas que ya están avanzando en el trato de este tema. (…) Hace muchas décadas que está en el papel, pero ahora parece que la concreción es inminente”.

El anhelo binacional data, al menos, de 1963, con la instalación en Montevideo de la Comisión Mixta Uruguayo-brasileña para el Desarrollo de la Cuenca de la Laguna Merín.

Hasta hoy, si bien ha habido avances en distintos frentes, el proyecto sigue sin concretarse a pesar del amplio consenso tanto en informes ya realizados como entre los actores involucrados. La falta de financiamiento privado y de voluntad política, factores que frenaron la ejecución en los últimos años, parecen no ser hoy un problema. Será importante atender entonces la otra gran traba reportada: la falta de integración binacional, y tender a homogeneizar las normas relacionadas a controles aduaneros y regulaciones pertinentes.

Es que, si se lograra concretar este proyecto, los beneficios serían múltiples.

En primer lugar, abriría un camino alternativo para exportadores de la zona, que hoy deben enfrentar costos elevados al tener que transportar sus mercancías a Montevideo o al oeste del país, únicas vías de salida hacia el mar (Figura 1). Una vez puesta en marcha, permitiría a productores de la zona transportar sus productos por barco hacia, por ejemplo, el puerto de Rio Grande, y desde allí a China. Según manifestaron los actores consultados, en muchos casos se trataría de una opción económicamente más conveniente.

El abaratamiento de los costos deriva en una mejora de la competitividad y abre puertas a nuevos mercados. En este sentido, se abriría la posibilidad de aumentar el comercio con el sur brasileño, que hoy está importando del norte de Brasil y Paraguay materias primas que Uruguay también produce. Generaría asimismo una reducción de la contaminación, al sustituir transporte carretero por fluvial, así como una mejora logística que favorece la descentralización.

Además, sería una oportunidad de generar fuentes de empleo e impulsar el desarrollo de una de las zonas más carenciadas del país en términos socioeconómicos. Se trata de una región más pobre, con menos empleo, menos ingreso y menos desarrollo que el promedio del interior del país (Tabla 1).

La apertura hacia nuevos mercados es un pilar fundamental para lograr el crecimiento sostenible de un país. Los gobiernos de Brasil y Uruguay han dado señales de interés en avanzar en ese sentido. Ahora, pues, si se comprueba su factibilidad, es el momento indicado para reforzar el diálogo binacional e impulsar la ejecución de un proyecto con innumerables ventajas.

Figura 1. Cuenca de la laguna Merín

Fuente: Elaboración propia en base a información del Ministerio de Ambiente y el Instituto Nacional de Logística

Tabla 1. Caracterización socioeconómica de la región

     
 CuencaInteriorTotal país 
Índice de Desarrollo Humano0,7750,7910,818 
Pobreza13,0%10,3%11,6% 
Tasa de empleo50,8%52,6%54,3% 
Ingreso medio mensual ($)17.50019.50023.500 
     

Fuente: Elaboración propia en base a INE (Encuesta Continua de Hogares) y OPP (Observatorio Territorio Uruguay)