LAS criptomonedas pueden mejorar la economía si son acompañadas de políticas públicas adecuadas, según ceres

El Observador – El uso de activos virtuales y medios de pagos electrónicos tendrían efectos positivos en la economía y los bancos centrales jugarán un rol determinante


Las criptomonedas como el bitcóin pueden mejorar a la economía pero deben ser acompañadas con políticas públicas adecuadas según la última investigación realizada por el Centro de Estudios de la Realidad Económica y Social (Ceres).


En un contexto de auge de las criptomonedas en el mundo, y de su irrupción en la agenda de Uruguay , Ceres publicó un informe explicativo sobre las monedas digitales, que incluye recomendaciones de políticas públicas.


El boom de las criptodivisas no parece ser un fenómeno pasajero, sino una expresión del avance de transacciones virtuales que tensionan a los mercados financieros y desafían a las autoridades de los bancos centrales.


El pasado viernes, el Banco de España -autoridad monetaria del mencionado país- anunció que las entidades financieras podrán ofrecer servicios de criptomonedas con previa inscripción , mientras que el 19 de octubre se lanzó en la bolsa de valores de Nueva York el ProShares Bitcoin Strategy, primer fondo de inversión cotizado (ETF) de bitcóin.

Según el Ceres Analiza, surge con “ meridiana claridad ” de que a la vez que representa un reto para los países, es una oportunidad para que las criptomonedas, o la tecnología blockchain que la define, contribuyan a fortalecer las políticas macroeconómicas.


“Las criptomonedas, las divisas virtuales privadas transfronterizas, que se caracterizan por realizar transacciones sin controles de terceros ni la intervención de intermediarios, han tenido un desarrollo excepcional desde que el Bitcoin, la criptodivisa más popular, irrumpió en el mercado en 2009, en el contexto de una crisis económica mundial que golpeó la credibilidad de la institucionalidad monetaria ”, sostiene el informe.


El documento de Ceres hace énfasis en que el debate sobre los desafíos que presentan las criptomonedas y su marco regulatorio ya está en discusión, actualmente se encuentra en tratamiento un proyecto de ley elaborado por el senador Juan Sartori , con el “ objetivo de convertir a Uruguay en un polo de criptoactivos, orientado a las actividades de minería, así como a la producción y comercialización de criptomonedas ”, mientras que los senadores Pablo Lanz y Carmen Sanguinetti presentaron otro donde hacen “ hincapié en la existencia y uso de criptomonedas, así como la regulación de las empresas que negocian valores en ellas ”.


De acuerdo con Ceres, la expansión del uso de esta tecnología y los medios de pagos electrónicos tendrían efectos positivos en la economía: “ El costo de usar efectivo en el país es de aproximadamente 0,61% del PIB, según estimaciones de analistas del Banco Central del Uruguay (BCU). Sustituir estos medios por formas de pago más eficientes sería un paso en la reducción de los costos de transacción ”, indica el informe.


El centro de estudios sugiere que el desarrollo de la industria fintech “ podría favorecer a toda la industria financiera ”, además consideran que es “ beneficioso estudiar todos los aspectos inherentes a la seguridad informática ”, donde lo primero es “ ofrecer garantías en todas las actividades que involucren transacciones virtuales ”. También se menciona que actualmente existen empresas que desarrollan tecnología blockchain y ofrecen “ puestos de trabajo de calidad y con potencial de crecimiento ”.

El pasado 1° de octubre, el BCU emitió un comunicado donde expresa que el uso de criptomonedas “ pueden tener el potencial de contribuir al desarrollo y eficiencia del sistema financiero y de pagos ”, pero también advierte que “ pueden generar nuevos riesgos o exacerbar los existentes, en ausencia de una regulación específica que permita mitigarlos ”.


Los bancos centrales como autoridad monetaria “ son hoy más necesarios que nunca ”, concluye el informe de Ceres, pero, al mismo tiempo que se le plantean más responsabilidades, están viendo caer la influencia de “ sus instrumentos tradicionales” por alternativas como las criptomonedas.