¿Qué debe hacer Uruguay para mantener sus fortalezas en un mundo «más cerrado y menos libre»?

El País 28/07/2021

En la celebración de sus 90 años, Enrique Iglesias, exministro de Relaciones Exteriores y expresidente del BCU analizó fortalezas del país y los retos del futuro. La consolidación democrática, la relación entre el mercado y el Estado y las relaciones internacionales son «los tres grandes logros» que Uruguay ha alcanzado en los últimos años y en los que deberá trabajar para enfrentar los desafíos del futuro, según el análisis de Enrique Iglesias , exministro de Relaciones Exteriores, expresidente del , ex presidente del Banco Interamericano de Desarrollo y exsecretario de Cepal y de la Secretaría General Iberoamericana.


En el marco de la celebración de los 90 años de Iglesias, el Centro de Estudios de la Realidad Económica y Social (Ceres) organizó ayer una reunión virtual de homenaje en la que participaron sus colegas Ricardo Zerbino, ministro de Economía en el primer gobierno colorado en la restauración de la democracia; Ignacio de Posadas , también ministro de Economía en el gobierno blanco de Luis Alberto Lacalle y Danilo Astori , exvicepresidente de Uruguay y dos veces ministro de Economía en el gobierno del Frente Amplio.


En la reunión virtual, Iglesias analizó los que a su entender son los pilares de Uruguay. En primer lugar destacó la consolidación democrática del país, a la que calificó como una de las democracias «más estables y fuertes» de América Latina y del mundo. En este sentido, el economista destacó a los partidos políticos y las instituciones como responsables cruciales de esa democracia y advirtió que «una democracia sin partidos políticos es muy difícil que funcione».
El segundo pilar se refiere a la relación entre el Estado uruguayo y el mercado . Sobre este punto Iglesias indicó que para que haya un «mercado triunfante» tiene que haber un «Estado presente».
A su entender, en Uruguay esa relación ha sido exitosa porque ha estado reforzada por un fenómeno político que implicó que «los tres grandes partidos han sido gobierno y oposición, y por tanto han podido probar la importancia del mercado y la necesidad de un Estado presente en los grandes desafíos de la economía y de la sociedad», indicó.


«En nuestro país el Estado ha sido un gran constructor de esa sociedad y el mercado es un gran movilizador que tiene que avanzar para profundizar en un crecimiento cada vez más dinámico», sugirió el economista.
El tercer pilar en el análisis de Iglesias puso el foco en las relaciones internacionales así como en el rol de Uruguay en el mundo y la región.
Sobre este «logro», Iglesias destacó la «tradición respetable» que tiene el país fuera de fronteras y repasó los principales hitos de las relaciones internacionales de como la creación de las Naciones Unidas, del Mercosur y el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (Gatt) de la Organización Mundial del Comercio , en los que Uruguay ha participado de forma activa.


En ese contexto, el economista explicó los desafíos que «cada uno de esos frentes» tendrá que atravesar en el futuro. Con respecto a la democracia, Iglesias llamó a «sostener el crecimiento, las políticas de igualdad y el acceso al progreso», con el objetivo de que «las democracias se constituyan a partir de las clases medias en factores dinámicos y permanentes en la sociedad», y alertó por «problemas serios de funcionamiento» de diferentes economías del mundo y especialmente de América Latina
«Hoy el crecimiento económico es el elemento más importante para permitir que las clases medias sean elementos positivos y no retardatarios y a veces violentando la propia existencia de la democracia», afirmó.
En relación a los retos que enfrentará la relación Estado-mercado, Iglesias explicó que Uruguay precisará «tener más mercado» pero también «más Estado» debido al surgimiento de «fenómenos nuevos» como el cambio climático, la educación y las relaciones laborales en el mundo pospandemia «que van a reclamar una acción estatal».


«Es muy importante que el país tenga capacidad de diálogo entre el Estado, las empresas y los sectores sociales» y al mismo tiempo pueda mantener «un mercado dinámico, creciente y productivo», afirmó Iglesias.
En tanto, el pilar de la inserción internacional enfrentará el desafío de un mundo que según Iglesias «puede ser más cerrado» que el actual y «quizás no tan libre» en términos comerciales, debido a que la «realidad (de las relaciones internacionales) podría estar amenazada por el posible desencuentro» entre China y Estados Unidos. En este marco, recomendó que Uruguay siga siendo «líder en tratar de sostener el edificio multilateral».
En el campo regional, el economista defendió la importancia del para un país pequeño como Uruguay y recomendó que aunque hoy «estamos viviendo momentos difíciles» se debe tener una » relación orgánica y dinámica » con los países vecinos dado que ahí están las oportunidades para expandir la producción y los servicios.


«Eso se debe arreglar con negociaciones y sobre todo no entrar en el desencanto sino apostar a que puede haber problemas pero hay que superarlos. Tenemos que convivir en ese contexto y hacer de eso una fuerza dinámica de nuestro país», concluyó.
Por su parte, Zerbino, de Posadas y Astori destacaron la trayectoria profesional, académica y cultural de Iglesias y agradecieron su aporte al país.
Según Astori, Iglesias «optó siempre por la convivencia con un fuerte contenido humano» y destacó su defensa por «valores superiores» como la solidaridad, altruismo, respeto y tolerancia. «Enrique es un constructor de cercanías», afirmó Astori.